Del FIFA al Football Manager: una transición de madurez.
21/01/2021
Rincón Cinéfilo: “La Idiocracia”, una película para los sobrevivientes del 2020.
29/01/2021

Reseñas de Culto: Ningyo no Mori

El día de hoy en Reseñas de Culto regresamos en el tiempo a la década de los 90 de la mano de la eterna Rumiko Takahashi. Su nombre a estas alturas ya es un referente y la gran mayoría ha disfrutado alguno de sus más grandes clásicos como Urusei YatsuraRanma 1/2Maison Ikkoku, así como también clásicos más actuales como InuYasha, pero no solo ha escrito ello, después de más de 40 años, una larga trayectoria la avala, y dentro de esta trayectoria no hay que olvidar que una gran mangaka como ella debe tener joyas algo ocultas u olvidadas dentro de su carrera, este es el caso de Ningyo Shirīzu (La Saga de la Sirena), un manga escrito entre 1984 y 1994 que consta de 3 volumenes.

Estos 3 volúmenes tienen nombres distintos: El Bosque de la Sirena (Ningyo no Mori), La Cicatriz de la Sirena (Ningyo no Kizu) y La Mirada de la Sirena (no encontré el nombre original en japonés y la información que había al respecto no es muy clara, acá prefiero reconocer cuando algo no lo sé, y aunque siempre averiguo a veces uno no encuentra la respuesta). De esta obra se han hecho tres adaptaciones a anime, un OVA adaptando Ningyo no Mori en 1991 producido por el Studio Pierrot, un OVA adaptando Ningyo no Kizu en 1993 producido por Madhouse, y una serie de 13 episodios adaptando ambas historias en 2003, en esta oportunidad revisaremos el primer OVA de 1991.

La verdad llegue a este OVA por casualidad, todo partió porque buscaba un anime que vi hace años pero no podía recordar el nombre, sé que era algo relacionado con gore y creo que con un arma biológica y una escuela (sé que no es GenocyberSaikano Kite) y entre recomendaciones llegue acá, de paso, si alguien sabe que anime puede ser, agradecería el dato.

Ningyo no Mori nos cuenta que existe una leyenda donde la gente que llega a consumir la carne de una sirena puede convertirse en inmortal, es en este contexto que nuestros protagonistas Yuta Mana, inmortales, viajan en busca de una cura para esta maldición, en especial Yuta quien ha vivido más de 500 años, hay que mencionar algo no menor, otro efecto que produce la carne de sirena es la juventud eterna. Yuta cree que si consume carne de sirena volverá a ser mortal para morir finalmente, el podría morir si pierde su cabeza pero él quiere hacerlo de forma normal.

En medio de sus viajes, Mana sufre un accidente donde aparentemente muere y el doctor Shina rescata su cuerpo para llevarlo donde Towa, una extraña mujer que permanece joven pero con una mano monstruosa mientras que su hermana Sowa es una anciana, el doctor Shina quiere operar a Mana para trasplantarle su brazo a Towa.

¿Vale la pena ver Ningyo no Mori? sí, es un buen OVA, la verdad no conocía esta obra de Rumiko Takahashi (estoy más familiarizado con las obras que mencione más arriba), es notorio el estilo, que es el clásico de ella, pero el hecho de ser una historia más cercana al horror y al misterio le dan un valor agregado, y se agradece, se siente como una obra con personalidad propia, a lo que voy, es que por ejemplo todas las obras de ella puedan tener ciertos elementos que le den algo en común, algunos diseños de personajes que te recuerden de cierta forma a otros pero nunca sientes que recicle cosas, sino que vas viendo algo nuevo.

Dentro de este punto, el horror está bien desarrollado, es bastante directo, considerando que su calificación no era para toda la familia, no llega a ser una obra gore o algo por el estilo, pero si una obra de la que agradecerás el tono que tiene, en especial por como se muestra la oscuridad de los personajes en algunos pasajes, y donde la violencia tiene momentos justos, pinceladas bastante potentes, además de que hay algunas partes donde existe desnudez, no en la forma de fanservice barato, sino que en momentos específicos que no afectan a la historia, y que de hecho, tienen bastante sentido en el momento que ocurren.

La animación es bastante agradable, bien en el estilo típico de un anime de principios de los 90, donde creo que lo mejor es el contraste entre lo colorido de la ambientación con la oscuridad que la historia nos regala, es lo que hace de esto un punto a favor muy grande. La música no se siente fuera de lugar, otro punto que es bastante importante, no es que sea una obra maestra pero aporta de forma precisa en los momentos en que ésta debe representar algo dentro de la historia.

Para finalizar Ningyo no Mori al ser un OVA, hay cosas que quedan fuera por temas de tiempo, como darle mayor énfasis a los acontecimientos previos a la historia, de hecho, nunca nos muestran cómo se conocen Yuta Mana, o más importante, como se vuelven inmortales, pero aun así es una historia bastante sólida, donde se centran en la parte principal de ésta, el conflicto entre personas en una historia donde la ambición y los deseos más oscuros son protagonistas, pero también donde la soledad, el miedo a la muerte y la búsqueda de la vida eterna, y a la vez de forma paradójica, el deseo de morir encontrando la ansiada mortalidad son al final del día algo que hace de ésta, una verdadera joya del horror.


Escrito por Sorlac

Sorlac
Sorlac
Dark Demon Oni Akuma | Sorlac es demihumano domesticado y calificado para clasificar 50.000 tipos de metal diferentes. Además un amante del anime clásico. Un buen tipo, no te asustes por sus alas negras...