Sección Yuri: No hay descanso para el ángel blanco
30/09/2020
Mi PJ se llama Goku: Defendiendo el calco de personajes en JdR
06/10/2020

Reseñas de Culto: Jigoku Sensei Nube

 

Mientras el mundo avanza, aunque pareciera que este se ha detenido, y a veces el tiempo no alcanza, pensaba que podía ser lo indicado para esta sección en esta ocasión. Como las aulas están cerradas, ¿por qué no “abrirlas” con una serie que nos lleva de vuelta a este ambiente que el día de hoy parece muy lejano para las comunidades escolares?
El día de hoy en Reseñas de Culto, revisaremos Jigoku Sensei Nube, anime basado en el manga del mismo nombre creado por Sō Mahara y Okano Takeshi en 1993. Este anime producido por Toei Animation en 1996 tuvo 48 episodios. Este anime del género shonen fue emitido en Chile en el año 2004 en ETC TV y en Chilevisión.

Meisuke Nueno, mejor conocido como Nube, es un maestro de primaría que llega a la escuela Dohmori, pero Nube no es cualquier maestro, ya que tiene facultades para ver espíritus y demonios, y los puede combatir. En especial gracias a la mano de demonio que tiene en lugar de su mano izquierda, la que logró poseer al exorcizar a una antigua alumna. Al llegar a esta escuela, empieza a desarrollar un vínculo con sus alumnos y la gente que lo rodea, debido a que él siempre protegerá a la gente a su alrededor de los peligros sobrenaturales a los que están expuestos.
¿Vale la pena ver Jigoku Sensei Nube? Claro que sí, es un anime bastante entretenido, con personajes de todo tipo. Nube por ejemplo, es esa clase de protagonista al que es difícil no tomarle simpatía: siempre se ve desaliñado y pareciera ser un desastre en su vida diaria al vivir en la escuela debido a que su sueldo es una miseria, pero cuando las cosas se ponen serias, demuestra ser temerario y no duda ni un segundo en poner su vida si eso involucra la seguridad de terceros.
También están sus alumnos, donde vemos una variedad de personalidades, desde Hiroshi que es fanático del fútbol pero no de los estudios, y a Kyoko, que siempre lo regaña. A Miki, que a pesar de su edad tiene una personalidad más precoz, o a la maestra Ritsuko, que en un principio es el interés amoroso de Nube, a pesar de que ella es temerosa a todo lo que esta relacionado con temas sobrenaturales, y a Yukime, la mujer de las nieves que esta enamorada de Nube desde que él la salvo.

Los capítulos son entretenidos, y en general historias autoconclusivas donde los alumnos tienen problemas debido a su curiosidad o porque algo hicieron que produjera las situaciones dadas, y en donde ellos aprenden una moraleja al respecto. Están las dosis necesarias de acción y comedía para captar tu atención.
Lo malo es que el anime lo que abarca es la nada misma de lo que es el manga. De hecho el manga terminó en 1999, por lo que hay muchas cosas que no llegamos a ver, como Nube y Baki (el demonio de la mano izquierda, no el peleador) mejoran su relación, y cómo este puede transformarse de mejor forma. Tampoco vemos como la relación de Nube con Ritsuko y Yukime mejora, en especial como se desarrollan los sentimientos de ambas mujeres hacía el profesor, y, por supuesto, el final del manga, que es bastante emocional, quizás algo predecible en algunos aspectos, pero no algo predecible de malo, sino predecible por como es la vida de Nube y su faceta de profesor.
Jigoku Sensei Nube es un muy buen anime que vale la pena descubrir o volver a ver, con personajes que caen bien de una y una historia que siendo sencilla es efectiva. Sus 48 episodios se hacen bastante entretenidos y quedas con ganas de seguir la historia de Nube, a pesar de que el anime tiene un final que se siente como un cierre hecho y derecho. Existen 3 OVAs y 3 películas estrenados después del anime, aunque la verdad es que no los he visto para poder decir si son historias originales o siguen acontecimientos posteriores (aunque es más probable lo primero).
Escrito por Sorlac.

Sorlac
Sorlac
Dark Demon Oni Akuma | Sorlac es demihumano domesticado y calificado para clasificar 50.000 tipos de metal diferentes. Además un amante del anime clásico. Un buen tipo, no te asustes por sus alas negras...