Heavy Reseñas: Sandstorm – Desert Warrior
10/06/2021
Heavy Reseñas: Helloween – Helloween
28/06/2021

Heavy Reseñas: Hawaii – Loud, Wild and Heavy

Marty Friedman es uno de esos guitarristas que destacan por su larga y exitosa carrera, si bien para el público general es más conocido por su etapa con Megadeth en la década de los 90, antes ya tenía un currículo que avalará su llegada a la banda de Dave Mustaine. Desde el virtuosismo furioso que desarrolló junto a Jason Becker, otro monstruo de las seis cuerdas, en Cacophony; cuando Shrapnel Records tenía su imperio con lanzamientos de bandas de la altura de ApocryphaChastainRacer XSteelerVicious RumorsJoey Tafolla, o la superbanda M.A.R.S. (formada por Tony MacAlpineTommy AldridgeRob Rock y Rudy Sarzo), a sus primeros días con Deuce, banda previa a Tension, quienes en 1986 lanzaron el impresionante Breaking Point, y su paso por tierras hawaianas con bandas como VixenAloha Hawaii, donde el Speed Metal era fundamental en el sonido que se desarrollaba en aquellos días.

En el caso de Hawaii, esta banda tuvo un corto período de vida, pero el cual fue bastante productivo, en aquellos días Hawaii no solo era una tierra exótica, también albergaba a algunas bandas que a pesar de tener corta vida, lanzaron material de primera, como es el caso de Rat AttackSacred Rite y Aaronsrod. Remontándonos a 1983, cuando Hawaii editó su primer trabajo, One Nation Underground, una pieza de speed metal en su estado más agresivo y primitivo, supo marcar diferencias, en especial por el virtuosismo de Friedman, quien llevó esto a un terreno distinto, con temas como Living in Sin (que en su solo de guitarra incluye una parte de La Cumparsita, el famoso tango del uruguayo Gerardo Matos Rodríguez), One Nation Underground y The Pit and the Pendulum. No era raro que hubiera guitarristas virtuosos en ese entonces, pero en general estaban más metidos en el heavy metal o el hard rock, por lo que este trabajo era algo nuevo en ese sentido, más allá de que el talento innato de Friedman se puede apreciar en sus anteriores trabajos, especialmente en Vixen.

Para su segundo lanzamiento; Loud, Wild and Heavy, el cual es un EP con 4 temas lanzado en 1984 por Cavern Productions, hubo algunos cambios en Hawaii en su formación, partiendo por la salida de su vocalista Gary St. Pierre, quien en ese entonces empezaba su aventura con Vicious Rumors, con quienes grabaría un par de demos y el disco debut Soldiers of the Night de 1986. En su reemplazo llegó Eddie Day, quien fuera vocalista de Deuce en sus inicios, y la entrada de Joe Galiza en el bajo, reemplazando también a St. Pierre en esa labor.

Bad Boys of Metal abre los fuegos con una dosis de heavy metal salvaje y callejero, acá hay un trabajo bien sólido en todas sus partes, la voz de Eddie Day es perfecta acá, tiene ese toque salvaje que puedes encontrar en temas de este calibre, los solos de Friedman son demenciales y el trabajo en el coro está muy bien, es ese tipo de temas que está hecho para ser un single.

Loud, Wild and Heavy empieza de a poco, acelerando poco a poco para convertirse en un tema veloz, y desenfrenado, speed metal a la vena, con líneas vocales poderosas y un trabajo en coros donde no hay clemencia alguna, en especial antes del coro. Los solos de guitarra se mueven entre el virtuosismo más extremo, a momentos rozando lo demencial y melodías con mucha intensidad, sin dejar de lado en ningún momento la crudeza del estilo del tema, es una verdadera joya del género, hecha de forma perfecta.

Escape the Night, es un tema original de Vixen, pero esta es la tercera versión que tiene, además de la que aparece en el EP Made in Hawaii de Vixen, apareció también en One Nation Underground. Claramente es un tema que a Friedman le gustaba mucho en ese entonces, empieza con un riff muy bien trabajado, la voz de Eddie Day se adapta muy bien acá, el trabajo del bajo y la batería es preciso, para qué decir la guitarra de Friedman que no debe dejar indiferente a nadie que disfrute de temas con riffs que te hacen mover la cabeza por instinto, el coro es de gran calidad y el solo, tiene de todo, momentos intensos, con harto feeling y una técnica soberbia. Personalmente creo que es la mejor versión de este tema.

Rhapsody in Black, tema que cierra este trabajo, es un instrumental de 7 minutos, es una verdadera experiencia desde el riff inicial, al cambio de velocidad en el trabajo de Friedman, en ese sentido me recuerda mucho a instrumentales como Trilogy Suite Op:9, pero más crudo, pasado los 2 minutos, hay una sección más calmada, donde el bajo lleva las riendas y poco a poco las guitarras empiezan a hacer magia. Luego vuelve al riff principal, después el solo que viene es más desenfrenado, con riffs de acompañamiento llenos de técnica, mientras se acercan poco a poco el final. El tema empieza a tomar cierta intensidad desbordante a los 6 minutos y 15 segundos, donde la calidad del trabajo de Friedman es de otro mundo, cerrando el tema de manera soberbia.

Al escuchar esta cátedra de virtuosismo no es difícil de entender de donde salió la genialidad para crear instrumentales de la talla de Speed Metal Symphony y Go Off!. Lo otro es que es un instrumental a la altura de dos joyas que salieron ese año, como lo son Far Beyond the Sun de Yngwie Malmsteen, y el eterno The Call of Ktulu de Metallica.

Loud, Wild and Heavy es el punto de encuentro donde se unen la estética y esencia del heavy metal, con la intrincada mezcla de virtuosismo que entrega un mago de las seis cuerdas como lo es Marty Friedman y la agresividad propia del speed metal en algo más de 20 minutos. Aquí Friedman tiene claro por donde iba la cosa en aquel momento, tanto con el segundo y último disco de Hawaii, The Natives Are Restless, y lo que haría después con Cacophony

Ciertamente es un trabajo con mejor producción que su disco debut, el cual por cierto es muy bueno, además de contar con grandes composiciones, las cuales fueron un paso hacia adelante tanto en la discografía de Hawaii, así como en la carrera de Marty Friedman.

Escrito por Sorlac.

Sorlac
Sorlac
Dark Demon Oni Akuma | Sorlac es demihumano domesticado y calificado para clasificar 50.000 tipos de metal diferentes. Además un amante del anime clásico. Un buen tipo, no te asustes por sus alas negras...