Tarantino: El Declive y La Importancia de los Colaboradores
18/10/2020
5 formas de ilustrar tu personaje (sin que sepas dibujar)
20/10/2020

Opinólogo Geek: Andrew Hulshult – El nuevo sonido de Doom

 


Doom y Doom Eternal han hecho que la banda sonora sea parte integral de la jugabilidad a la hora de diseñar los enfrentamientos. Esto es en gran parte porque el ritmo frenético de la misma ayuda a poner al jugador en la mentalidad de el ritmo de juego que id Software busca crear. La banda sonora de ambos juegos estuvo a cargo de Mick Gordon, compositor australiano que ignoró la limitante impuesta de no usar Heavy Metal, y que terminó siendo un sonido de metal industrial que los jugadores disfrutaron inmensamente.

 

Sin embargo, tras el lanzamiento de Doom Eternal, los jugadores recibieron con retraso la banda sonora en formato FLAC. Esto debido a que las mezclas no estuvieron terminadas, y Gordon declaró que el no habría mezclado las pistas de la forma que Chad Mossholder, ingeniero de audio de id, lo hizo. Esto generó una avalancha de críticas al estudio, con muchos solicitando que Gordon pudiera remezclar el audio del juego, o decidiendo remezclarlas por cuenta propia.


Imagen de Twitter comparando las mezclas de BFG Division de 2016 a la izquierda, y 2020 a la derecha

Posteriormente se supo que en realidad el problema fue que el australiano no cumplió con los plazos acordados con el estudio, y Marty Stratton, director del estudio, reveló que se dieron varias extensiones de tiempo, y que las pistas que Mossholder tuvo que mezclar tuvieron que ser extraídas del juego directamente  al no recibir las mezclas para el lanzamiento de Gordon. Esto conllevó que el estudio decidiera buscar un nuevo compositor para el futuro de la saga.


Tras esta debacle, surgió mucha especulación sobre quién estaría a cargo de la nueva música de los DLC de Doom Eternal, titulado The Ancient Gods. Muchos jugadores sugirieron en masa un nombre casi como un canto al unísono que id Software decidió escuchar: Andrew Hulshult

 

El nombre de Hulshult surge gracias a una tendencia que ganó mucha más fuerza gracias a Doom (2016), donde los desarrolladores buscaban emular el ritmo frenético y sin compromisos de los first person shooters (FPS), de los años 90′.  Parte importante del sistema de combate es la música, que debe incentivar al jugador y debe complementar el ritmo de juego para ser exitosa.

 

Hulshult partió su carrera grabando música para un remake de Duke Nukem 3D, que iba a titularse Mass Destruction, pero no pudo completarse por motivos legales, aunque mucho de este trabajo se usó posteriormente para Bombshell. Sin embargo, su trabajo en el primer título bastó para que el compositor de Texas fuera reclutado para la banda sonora de la nueva versión de Rise of the Triad, dónde su estilo mezcla el metal con toques electrónicos que logran sonar como una actualización de los FPS de los años 90.

 

 

También fue reconocido entre el fandom de Doom gracias a sus recreaciones de la banda sonora de los primeros dos títulos de Doom, compuesta en los 90 por Bobby Prince, quién utilizó sonidos con la mejor calidad de la época para crear temas que ahora son íconos de los videojuegos como At Doom’s Gate e Imp’s Song. Estas reinterpretaciones comenzaron a ser lanzadas en 2015, precediendo el lanzamiento del juego de 2016, pero comenzando a cimentar el estilo musical que ahora se asocia con la saga.

Desde aquí, el texano fue abriéndose paso progresivamente a las grandes ligas y al corazón de los jugadores, partiendo cuando sus recreaciones fueron añadidas a nueva versión del popular mod Brutal Doom y con canciones especiales para Quake Champions. Sin embargo, los dos trabajos que le valieron mayor reconocimiento de la industria y de los fanáticos más acérrimos de los shooters en primera persona fueron Amid Evil y Dusk, considerados (junto a Ion Fury) como parte de la divina trinidad de shooters neo-retro

 

Su estilo en Dusk es clave para la jugabilidad, ya que mezcla sonidos más atmosféricos a la hora de los momentos de exploración, y un estilo, como describe nuestro experto local en música, Sorlac, más heavy metalero a la hora del combate, que logra mantener un ritmo rápido y frenético que recuerda a juegos como Quake con su estilo gráfico y de jugabilidad. Si bien pueden no tener nivel de producción de las bandas sonoras de Mick Gordon, el estilo de Hulshult demostró su poderío y sirvió para consagrarlo como una figura que merecía mayor importancia dentro del género.

 

 

De la misma manera que Bobby Prince lo hizo en los 90 y Mick Gordon entre 2016 y 2020, Hulshult será, junto a David Levy, el próximo compositor en dejar su huella en la que es la saga más influyente del género de los FPS. 

 

Si bien compartirá el crédito con el también destacado David Levy (que ha compuesto la música para varias series de Rooster Teeth), creo que Hulshult ha marcado una huella mayor en los videojuegos, aunque la combinación de ambos compositores, con el estilo pesado de Hulshult y las atmósferas de Levy, solo puede crear cosas buenas, y lograr traer el estilo de ambos al reconocimiento masivo que merecen.


 

Además, mientras escribía este artículo, supe que Hulshult compondrá música para una nueva versión de Duke Nukem 3D junto a Marcin Przybyłowicz, conocido por su trabajo con CD Projekt RED, por lo que creo que esto habla del reconocimiento que está ganando este compositor, al poder trabajar finalmente en la versión oficial del proyecto que inició su carrera en la industria.


Escrito por IonMario94