Sección yuri: Happiest Season
13/01/2021
Sección Yuri: Not so Shoujo Love Story
20/01/2021

Heavy Reseñas: Sanctuary – Into the Mirror Black

Cumplir 30 años en el mundo de la música es un logro, ya sea una banda o un disco, tantos años siempre son motivo de celebración, en muchos casos, una gira conmemorativa o una reedición de un trabajo, en especial si este marcó un capítulo importante en la historia de la banda en cuestión, en realidad cualquier aniversario que se pueda considerar especial (10, 20, 25 o lo que sea) pueden motivar a este tipo de celebraciones.

Así ocurre en el caso de Sanctuary, banda oriunda de Seattle que en 1990 editó su segundo trabajo llamado Into the Mirror Black (del cual salió una edición especial doble CD el año pasado con varios bonus tracks), hace poco conversábamos de lo importante que fue Seattle en cuanto al desarrollo del Heavy Metal en Estados Unidos en la década de los 80 cuando revisábamos el EP homónimo de Queensrÿche, así que nos saltaremos todo eso el día de hoy.
 
Sanctuary, banda formada en 1985 en donde militaron Warrel Dane como vocalista (anteriormente en Serpent´s Knight y posteriormente en Nevermore) y Jim Sheppard quien también sería parte de Nevermore, habían editado en 1987 su disco debut, Refuge Denied, un disco de Power Metal en su estado más puro, el cual se convirtió en un clásico del género gracias a temas como Battle Angels o Die for My Sins, y para este trabajo que vamos a revisar (que ya esta más cercano a los 31 años de su lanzamiento que de sus 30), decidieron ir más allá. Editado por Epic Records, este trabajo cuenta con 9 temas.
 
El disco comienza con Future Tense, con una visión bastante crítica de la sociedad estadounidense y como el cambio de década muestra los temores de lo que vendrá y como los 80s son mencionados como una «época de inocencia mimada». Musicalmente empieza de una forma bastante densa con un muy buen trabajo en el bajo para dar paso a un riff lleno de técnica, que encaja muy bien con la letra, Warrel Dane acá se luce, era un vocalista con un estilo muy potente con sus tonos altos, sumado a la complejidad de los cambios en la estructura de la canción lo convierten en un tema de gran factura.

Taste Revenge empieza de forma contundente, a la vieja usanza del Power Metal estadounidense, con harto énfasis en los riffs pesados sin dejar de lado la técnica y la melodía, algo que Sanctuary lo hace como los mejores. El trabajo en todas sus partes es muy bueno y el coro goza de ser excelente, en especial en las segundas voces realizadas por Dane, el solo es muy bien trabajado, como decía antes, la melodía y la técnica acá no quitan lo pesado ni lo intenso.

Long Since Dark empieza de una forma soberbia para dar paso a una verdadera tormenta sonora, un tema veloz y potente, los riffs acá no se guardan nada, mientras Dane se mueve con su voz desde tonos más suaves a otros más desgarradores gracias a su falsetto. Acá la base rítmica es contundente, en especial la batería la cual dirige siempre la música de forma precisa haciendo de este un gran tema.

Epitaph apela a un sonido no tan directo como los otros temas, dando mayor énfasis a un aire un poco más sombrío, en especial la introducción, donde existe un toque más emocional, pasado los 2:15 el tema adquiere mayor intensidad sin perder esta sensación previa que evoca el tema, cosa que cambia con el coro donde los falsettos de Dane aportan demasiado. Acá el trabajo en las guitarras es muy bueno, Lenny Rutledge y Sean Blosl se complementan muy bien, en especial en la sección del solo. Después el tema toma un segundo aire pasando a ser mucho más pesado, los cambios que va teniendo fluyen de forma natural y te mantienen enganchado. Personalmente considero que es uno de los puntos más altos de este disco.

Eden Lies Obscured empieza de forma fresca y calmada, algo que sabes que no durará mucho tiempo, con un riff bien trabajado y acompañado por una base rítmica certera (la batería suena increíble), es de esos temas que saben mover muy bien, en un estilo más cercano al Metal Progresivo, pero sin alejarse de la propuesta de la banda logra un resultado de gran calidad, además esas ambientación más densa que adquiere el tema durante algunos pasajes queda bastante bien.

The Mirror Black sabe apelar bien a ese sonido que las bandas de Power Metal de los ochenta usaban cuando se adentraban en el terreno del Metal Progresivo, un sonido trágico y desgarrador, con un coro con un aire más solemne, las guitarras acústicas son el acompañante perfecto en esta ambientación, entrando a la mitad del tema con la sección del solo guitarra, los riffs toman otro aire con mayor potencia para dar paso nuevamente a esta atmósfera que evoca desde un principio.

Seasons of Destruction desde el comienzo no se guarda nada, siendo uno de los temas más potentes del disco, en especial en el coro donde acelera un poco, también en el solo, donde destaca mucho la calidad en la ejecución, es muy balanceado el tema de la potencia, la técnica y la melodía, es otro de los puntos altos del disco. 

One More Murder, penúltimo tema del disco, empieza con un riff muy en el estilo de lo que ha realizado la banda durante el disco, pero claro, no se hagan la idea de que son ideas recicladas, para nada, esto tiene personalidad propia, lo que le da un plus, en especial en el coro donde la labor de Dane tiene un gran momento. Quizás es el tema que pasaría más bajo el radar, pero realmente eso sería bastante injusto considerando que es un gran tema.

Communion es el tema que cierra el disco, empieza de forma calmada para dar paso a un riff que se mueve entre lo técnico y lo denso de forma muy balanceada, la voz de Dane acá se muestra en gran estado pero es la parte previa al coro donde los falsettos que realiza muestran su mejor faceta, cerrando con el coro que es de los mejores momentos del disco. El solo de guitarra es espectacular y la batería logra manejar los tiempos haciendo que esa sección no sea para nada predecible, cerrando el disco, este termina de forma soberbia con la entrada de la guitarra acústica.

Into the Mirror Black es sin duda, un grandioso trabajo, a diferencia de Refuge Denied que es derechamente un disco de Power Metal, acá la banda muestra muchos matices, rozando lo que es el Metal Progresivo, de una forma densa, trágica y emocional, es un trabajo más maduro y se siente que es más personal, e incluso introspectivo, convirtiéndolo en un trabajo indispensable para los fanáticos más acérrimos del género.

Este disco a la larga marcaría el final de la banda, ya que después se formaría Nevermore hasta su separación ya entrada la década pasada, y con eso, Sanctuary regresaría, manteniendo un poco lo hecho en Nevermore con la esencia de lo que plasmaron en sus dos primeros trabajos. Lamentablemente en 2017 Warrel Dane fallecería a los 56 años dejando una huella imborrable en una carrera de más de 30 años, habría sido genial ver a Sanctuary con Dane por estas tierras, pero ya no fue. Hoy en día la banda continua pero con Joseph Michael (Witherfall) en las voces.


Escrito por Sorlac.

Sorlac
Sorlac
Dark Demon Oni Akuma | Sorlac es demihumano domesticado y calificado para clasificar 50.000 tipos de metal diferentes. Además un amante del anime clásico. Un buen tipo, no te asustes por sus alas negras...