Heavy Reseñas: Helloween – Helloween
28/06/2021
La guía GG de Pokemon Unite
02/08/2021

Heavy Reseñas: Pharaoh – The Powers That Be

En pleno 2021 Pharaoh ha regresado, y esa es una gran noticia, la banda estadounidense estuvo en las sombras por 9 años, desde el lanzamiento del grandioso Bury the Light, por allá en el lejano 2012, bajo el alero del sello italiano Cruz del Sur Records lanzan su quinto disco, The Powers That Be. La banda conformada por Tim Aymar (el mismo que cantó en el grandioso The Fragile Art of Existence de Control Denied); Matt Johnson (MetalusaferSuperchrist) en guitarras; Chris Kerns (Dawnbringer) en el bajo; y Chris Black (AktorDawnbringerHigh SpiritsMetalusaferProfessor Black) en batería, cuenta con una característica; esta formación data desde 1998, y por consiguiente, desde el lanzamiento de su disco debut, After the Fire de 2003. The Powers That Be, disco que revisaremos en esta oportunidad cuenta con 9 temas.

El disco comienza con The Powers That Be, un ataque sonoro representado en la forma más clásica del power metal norteamericano, con riffs pesados pero técnicos, una base rítmica llena de matices, la voz de Aymar es raspada y potente, que no da pie para la suavidad en ningún instante. En cuanto al trabajo de Johnson, pasa desde estos riffs recién mencionados, a solos llenos de virtuosismo, tocados de forma elegante, lo que puede sonar como un contraste con lo pesado de los riffs que realiza, pero estos elementos se complementan de gran forma. Sin duda es una forma impresionante de abrir el trabajo.

Will We Rise desde el primer segundo da pinceladas del tecnicismo que aplica la banda en su sonido, más los matices que logra incorporar Aymar con su estilo de cantar da un resultado muy bueno que funciona de la mejor forma. En las secciones instrumentales durante el solo de guitarra, las influencias ligadas al rock y metal progresivo de los músicos se hacen notorias, dando un valor mayor al trabajo realizado.

Waiting to Drown logra crear una atmósfera dolorosa y hechizante con los pasajes de guitarra acústica, la percusión logra captar muy bien esta atmósfera, así como Aymar, que con su voz en un plan más cercano al de un narrador llega acoplarse a lo que propone este tema.

Lost in the Waves es una muestra de la veta powermetalera de corte más clásico que se hacía en Estados Unidos a principios de los 90, a momentos recordando al material más antiguo de Iced Earth en especial en el trabajo de las seis cuerdas, donde hay toques más cercanos al power/thrash, a momentos el tema pasa por secciones más calmadas, pero sin perder un ápice de intensidad, el trabajo en el solo de guitarra destaca mucho por su calidad y técnica, la que nunca deja de lado la versatilidad en el sonido.

El comienzo de Ride Us to Hell nos deja claro que no se guardan nada, un tema potente, una mezcla del power metal más efectivo con toda la técnica que la banda nos ha mostrado a lo largo de este trabajo, probablemente es el tema que tiene los riffs más directos (no es que los otros temas no lo tengan), sino que este es de esos temas que apelan tanto a la velocidad como la intensidad para ser efectivos, y lo logra. 

When the World Was Mine empieza con un tono trágico, donde la guitarra acústica es el protagonista en sus primeros segundos, sin previo aviso cambia radicalmente con un solo lleno de virtuosismo, en este momento cabe destacar que el bajo logra ganar terreno. Musicalmente es un tema más técnico donde los instrumentos ayudan mucho para llegar a ese resultado, en especial en las secciones instrumentales donde se nota el fiato que tienen los músicos, siendo uno de los puntos altos del disco.

Freedom, séptimo tema de este trabajo tiene un estilo algo alejado del resto del disco, mostrando muchas influencias del Power Metal alemán, en especial lo realizado por Running Wild en trabajos como Pile of Skulls Black Hand Inn. El trabajo de guitarras y la base rítmica (en especial la batería) es redondo, igual que en las líneas vocales, el coro es muy Running Wild (lo que siempre es bueno), y suena bien, el solo tiene un sonido bastante fresco dando como resultado un gran tema.

Dying Sun tiene un inicio relajado el cual sirve de antesala a una entrada de corte épica en especial con las guitarras para después dar paso a riffs más pesados, el trabajo de la batería en este tema es muy bueno, bastante versátil en cuanto a su técnica, la voz de Aymar se escucha en muy buen estado en este tema, en especial en los coros, donde logra darle un aire grandioso en especial con los backing vocals. Antes del solo hay una sección donde las voces son más graves, las que se escuchan bastante bien y cuando comienza el primer solo va en una sección que es más tranquila, para llegar a otra sección pesada y un segundo solo que destaca por su técnica, en especial la batería, que se desenvuelve de forma feroz. Casi al final del tema entra un riff de gran factura donde el resto de los instrumentos están a la altura para cerrar de gran forma.

El disco lo cierra I Can Hear Them, tema que parte con todo, y se mueve con todo: riffs complejos, una base rítmica que reboza de una técnica exquisita, y un Tim Aymar en su mejor estado. El coro es impresionante en todo sentido, líneas vocales, así como en la ejecución de los instrumentos, ya en la mitad del tema, esto llega a uno de sus mejores momentos, igual que la parte final de éste, donde la verdad la banda muestra su mejor faceta. Si hay que cerrar el disco, hay que hacerlo a lo grande, y ciertamente, I Can Hear Them es ese cierre.

Lo de Pharaoh es impresionante, después de tantos años, regresan, y lo hacen a lo grande. Antes del lanzamiento de este disco, las expectativas no eran menores, debido a que su discografía entera es bastante sólida, y en ningún momento este disco defrauda, desde las composiciones que destacan por su sonido que oscila entre el heavy/power metal de corte americano más tradicional y todo el tecnicismo característico que ha tenido la banda desde sus comienzos, dando como resultado un disco muy balanceado en cuanto a la propuesta que logra ejecutar. Tal vez es muy pronto para esto, pero me atrevo a decir a que estamos frente a uno de los mejores discos de heavy y power metal lanzados este año, si es que no es el mejor disco derechamente, por lo que no está demás decir que es un disco que fanáticos del género van a disfrutar bastante.

Si no has escuchado antes a Pharaoh, este es sin duda un buen punto de partida, sobre todo para fanáticos de bandas en la vena de Helstar de fines de los 80, Onward Crescent Shield.

Escrito por Sorlac.

Sorlac
Sorlac
Dark Demon Oni Akuma | Sorlac es demihumano domesticado y calificado para clasificar 50.000 tipos de metal diferentes. Además un amante del anime clásico. Un buen tipo, no te asustes por sus alas negras...