Heavy Reseñas: Slauter Xstroyes – Winter Kill
12/04/2021
Sección Yuri: Almost Adults
28/04/2021

Heavy Reseñas: Helloween – Skyfall

Este año Helloween regresa con un nuevo disco, tal vez eso no sea tan sorprendente ya que es una banda que nunca ha dejado de sacar discos pero en esta ocasión es algo especial, ya que es el primer disco que lanzan con Michael Kiske desde 1993 y el primero con Kai Hansen desde 1988, pero ¿dónde quedan Andi Deris y Sascha Gerstner?, donde mismo, pues la banda pasó a tener 7 integrantes, esto ya lleva un tiempo, desde que se anunció el Pumpkins United Reunion World Tour en 2017, la que pasó 2 veces por nuestro país en 2017 y 2018 con dos conciertos en el Teatro Caupolicán en 2017, eventos históricos por cierto donde tuvimos la posibilidad de escuchar en vivo clásicos como Why?,  Rise and Fall (en el primer concierto tocaron Kids of the Century), los temas de los Keeper cantados por Kiske (ese día el Caupolicán se fue abajo con Invitation Eagle Fly Free y el superlativo medley Starlight Ride the Sky / Judas Heavy Metal (is the Law), y entremedio grabaron un tema nuevo llamado Pumpkins United que de cierta forma sirvió de aviso para lo que venía.

La historia del Pumpkins United Reunion World Tour y el regreso de Hansen y Kiske a la banda llega en un momento interesante, seré honesto en decir que siempre he sido un gran fanático de la calabaza, crecí con el Helloween (el EP de 1985) y el Walls of Jericho, además de los Keeper of the Seven Keys, y los primeros discos con Andi Deris los he disfrutado desde la primera vez que los escuche, pero siempre he pensado que después de The Dark Ride la banda tuvo un bajón, el aporte creativo de Roland Grapow Uli Kusch entre 1994 y el 2000 fue importante en el segundo aire que la banda se tomó después de lanzar el controversial Chameleon de 1993. Pero la época que comenzó con Rabbit Don´t Come Easy en 2003 pasó a la banda de tener grandiosos discos a discos que no son malos, que tienen buenos temas, pero en el global no superan las expectativas. La excepción ahí es el bodrio que significo 7 Sinners, con su sonido totalmente plástico y con probablemente el peor tema de la época Deris y de la historia de la banda: Are You Metal?, un tema totalmente innecesario y forzado (que más parece dirigido a atraer a un público que realmente no está totalmente metido en lo que es el Metal), considerando que si querían hacer un tema para hablar de devoción al Metal parece que se les olvidó lo que es un verdadero himno en ese estilo como lo es Heavy Metal (is the Law), y considerando que ellos vienen de Hamburgo, donde salió otra de las más grandes bandas del género: Running Wild, que tiene otros himnos de ese estilo como lo son Prisoners of our Time, Chains and Leather y Raise Your Fist, bueno, en conclusión, hasta los más grandes se equivocan de vez en cuando.

Además, aunque no es tal vez un detalle tan importante para algunos, el cambio de las portadas de ilustraciones a diseños digitales también fue notorio, donde Rainer Laws (quien empezó con la maravillosa portada del Better than Raw, para pasar a la minimalista portada del The Dark Ride, para llegar a la portada del Rabbit Don´t Come Easy que es bastante insípida) y ya después con Martin Häusler (desde Keeper of the Seven Keys: The Legacy en adelante) con un estilo más cercano a portadas de juegos de PS2 no ayudarán mucho a las primeras impresiones que podría tener el público respecto a los discos.

Otro punto importante es el aporte de Charlie Bauerfeind, productor alemán que ha participado en una gran cantidad de discos de Power Metal, el hombre ha participado en varios clásicos del género como Angels Cry y Holy Land de AngraLivin´in Hysteria de Heavens´ GateBlack Hand Inn de Running WildInsanity and GeniusLand of the Free y Somewhere Out in Space de Gamma Ray; así como otros grandiosos discos tales como Resurrection de Halford Nightfall in Middle-Earth de Blind Guardian. El problema con Bauerfeind es que o sus trabajos suenan increíbles como en los discos recién mencionados o cae en un sonido totalmente plástico y artificial como se ha dado con discos como A Twist in the MythAt the Edge of Time y Beyond the Red Mirror de Blind Guardian, los últimos discos de Helloween, o el olvidable No Sacrifice, No Victory de Hammerfall. Bauerfeind además será el responsable de producir el nuevo trabajo de la calabaza por lo que realmente es jugar a la ruleta rusa con lo que puedes esperar de su trabajo.

Como decía en un principio, Helloween lanzará en junio próximo su nuevo disco, titulado simplemente Helloween (de paso espero que reediten el EP homónimo del 85, no puede ser que la última edición oficial que tuvo fue a mitad de los 90) y para celebrar este acontecimiento decidieron lanzar un single promocional para calmar un poco las ansias de los fanáticos que han esperado este momento por muchos años, este single se llama Skyfall, el cual en el disco será el tema que lo cierre, con una duración de 12 minutos y compuesto íntegramente por Kai Hansen.

(Foto tomada de la colección personal de Sorlac)

Para el single decidieron incluir una versión editada de 7 minutos y una edición del tema de 12 minutos pero con otra mezcla en las voces, salió a la venta el pasado 2 de abril tanto en formato CD como en formato 12″, editado por el sello Nuclear Blast.

El tema empieza con Kiske cantando el comienzo del coro «I fell from the sky, so don’t ask me why I’m feeling so down» mientras la guitarra sigue la melodía, la cual me recuerda mucho a la introducción de Just a Little Sign del Rabbit Don´t Come Easy, terminada esa sección, empieza un riff 100% escuela alemana, mejor dicho un riff 100% escuela Hansen, veloz con ese toque que ha añadido a su estilo desde hace más de 35 años, y entonces entra Kiske haciendo lo que sabe hacer y dejándolo todo para dar paso al coro, el cual es impresionante, inspirado, con Deris haciendo los backing vocals de gran forma, este tema en vivo va a ser espectacular.

Después de esto viene una parte muy en la onda de Gamma Ray de la época del Land of the Free donde el bajo de Markus está impecable, va mutando a una sección más calmada con rasgueos con guitarra electroacústica, acá Hansen toma mayor protagonismo y intercala labores vocales con Kiske, entonces acelera el tema, con riffs que me traen a la memoria lo que hizo Hansen en aquel tremendo trabajo llamado Majestic de 2005, pero cuando esperas más, recibes más con una sección más acelerada, más cercana al Helloween de fines de los 80, ese sonido que temas como Halloween Keeper of the Seven Keys logran producir, para terminar en una sección más calmada que da paso a un lead con esa solemnidad que tienen temas como Rebellion in Dreamland para terminar en la melodía principal y el coro nuevamente.

El tema continúa con una sección potente con Kiske y Deris cantando con todo con rasgueos muy bien trabajados y posteriormente entra la sección final del tema primero con unos arreglos que vuelven a traer a la memoria la época de Gamma Ray del Land of the Free donde la guitarra acústica el protagonista y entra un muy buen solo con Kiske, Hansen y Deris interpretando «When the sky falls and the world you know comes crashing down / When the sky falls and everything is changing / Changes came across the sky, welcome to the other side / And everything is changing when the sky falls, when the sky falls» para cerrar el tema.

Skyfall es un muy buen adelanto para el disco nuevo, personalmente creo que es un gran tema pero mi mayor inquietud es que se siente más como un tema de Gamma Ray (hace años que no le escucho un tema tan inspirado a Hansen) que un tema de Helloween como tal, bueno, después de más de 30 años fuera de la banda han cambiado varias cosas, pero lo que si encuentro bueno, es que es un tema 100% de Kai Hansen, donde mientras avanza, al escucharlo, vas rememorando su carrera como compositor, te trae buenos recuerdos, pero lo mejor es que demuestra que después de tantos años, se mantiene vigente.

También hay algo muy importante a destacar es lo variado que es el tema, tiene muchos cambios en los momentos precisos, una cosa que criticó bastante de temas de Power Metal (noventero en adelante) es que muchos temas largos que se consideran clásicos de esa época son derechamente planos, donde detalles como el doble bombo llega a ser simplón hasta el cansancio, o el trabajo en los riffs no destaca por su variedad o complejidad, muchas veces camuflados con el uso de teclados, sintetizadores o arreglos sinfónicos, acá no, no tienes eso, escuchas las guitarras, bien trabajadas, bueno, Kai HansenMichael Weikath y Sascha Gerstner algo entienden del tema; el bajo tiene personalidad propia, bueno, teniendo a un bajista con la calidad del grandioso Markus Grosskopf  no puedes esperar menos, y Dani Löble como siempre, certero en la batería.

Y las voces, acá Kiske, Hansen y Deris se escuchan excelente, si bien Hansen tiene la voz más gastada con el paso de los años, lo escuchas tal cual es, con su voz característica y sólido donde debe serlo, Kiske, ni que decir, el tipo es un increíble vocalista y su voz ha envejecido muy bien, Deris tiene menor participación, pero aporta bien donde debe hacerlo.

Para terminar, como decía poco antes, es un buen anticipo de lo que será el disco, solo queda esperar a que llegue junio para escuchar de forma íntegra lo nuevo de la calabaza.

Escrito por Sorlac.

Sorlac
Sorlac
Dark Demon Oni Akuma | Sorlac es demihumano domesticado y calificado para clasificar 50.000 tipos de metal diferentes. Además un amante del anime clásico. Un buen tipo, no te asustes por sus alas negras...